martes, 12 de abril de 2011

VIG-BAY 2011

Ya de vuelta y recuperados aquí está la crónica de una carrera de las que merece la pena de verdad.

VIG-BAY es el nombre con el que se conoce a la prueba que recorre los 21.097 metros que separan VIGo de BAYona.

La prueba comienza en el paseo de la playa de Samil y finaliza a los pies del Castillo del Conde de Gondomar, convertido desde hace años en Parador de Turismo. El recorrido se realiza por una carretera de costa con el maravilloso paisaje de las Islas Cíes de fondo y el típico monte gallego, con sus pinos y aroma a eucalipto.

El perfil de la prueba también es característico, ascendente desde el kilómetro cinco hasta el diez, bajando posteriormente hasta el quince y manteniéndose llano hasta el final. La subida es suave y como es al principio se hace muy cómoda, agradeciéndose la bajada en la segunda parte de la carrera.

El domingo, a las 10:30 horas de la mañana, puntuales como un reloj suizo, tomamos la salida la friolera de 4.200 personas, entre ellas, MA, CB, el Sr. G y un servidor 30672. Para no acometer la subida directamente se recorre el paseo de la playa dos veces, dando la vuelta en los extremos del mismo; es el único momento conflictivo o de agobio ya que en la parte de la carrera que vamos, es decir, en el pelotón, se hace un poco de atasco sobre todo en los cambios de sentido, si bien, en el aspecto positivo es una buena ocasión de poder ver a la élite en acción, de animarles, y ser conscientes de que a su lado corremos cual gorrinos en dehesa extremeña.

Una vez recorrido el paseo primera subida y a gozar de la carrera y sobre todo del paisaje. Era la primera vez que corría una media en solitario ya que CB optó por quedarse con el Sr. G, así que me lo tomé con calma y corrí por pulsaciones, incrementando el ritmo por kilómetros, consiguiendo por fin correr una prueba de menos a más. La dificultad en este caso no estaba en las subidas como todos pensábamos, si no en el calor. Acostumbrados a correr en León, en un clima seco y frío, el correr a nivel del mar, con calor y sobre todo con humedad, complica el asunto. Normalmente no suelo beber en las carreras, pero en esta ocasión bebí en todos los puestos - cada 5 km - y también utilicé las tradicionales esponjas con agua ubicadas en los kilómetros 7,5; 12,5 y 17,5. Afortunadamente no hacía sol pero la forma de sudar era impresionante, en el kilómetro tres estábamos totalmente empapados.

Fue sorprendente también el número de gente que iba "reventando" según transcurría la carrera, especialmente en los tres kilómetros finales; literalmente se les terminaba la gasolina y continuaban caminando.

Al final MA fue nuevamente la campeona con un tiempo de 1:35 que es muy bueno teniendo en cuenta lo anteriormente mencionado, un servidor 30672 se tuvo que conformar con un discreto 1:45; CB paró el crono en 1:50 y el Sr. G se paseó como un marqués en 1:59.

Llegada a la meta y SORPRESA!! en primer lugar balneario, todo el mundo a la playa a remojar las piernas para enfriar y luego auténtico buffet libre: agua, bebidas isotónicas, macedonia, plátanos, bizcocho, yogures, helados, todo ello a demanda, sin límite, me consta que alguno llevó incluso para el gasto de la semana, ya que era sorprendente ver a la gente con una bandeja de doce yogures o con un racimo de plátanos que era la auténtica envidia del Rey Mono del Libro de la Selva. Una verdadero festín!!

Hubo plazas de sobra de autobús para ir de Bayona a Vigo, tanto antes de empezar la carrera como al terminar la misma y bolsa del corredor con camiseta técnica, gel recuperador y alguna que otra cosilla.

En definitiva una carrera en un entorno maravilloso y con una organización rozando la perfección. Si a todo esto le sumamos la posibilidad de llegar pronto el día antes, disfrutar de la maravillosa gastronomía gallega y del ambiente de Bayona lleno de corredores, pues simplemente un fin de semana perfecto.


Este fin de semana se celebrará el Maratón de Madrid, allí estarán Sonia y Saturnino para cumplir un sueño; como el viaje no será fácil os dejo una vista desde el Parador de Bayona para  pensar en ella en los momentos duros... mucha suerte!!!





2 comentarios:

  1. Como parece que esta carrera tiene muy buena pinta, y viendo lo bien que se os ha dado y cómo os lo habéis pasado, creo que me la apuntaré en la agenda para futuras ocasiones.

    Por la parte que me toca, muchas gracias por la mención y por la fotografía, sin duda echaré mano de ella cuando la dureza de la carrera obligue a abstraerse un poco...

    Enhorabuena a todos y gracias!

    ResponderEliminar
  2. Siento una envidia sana (insana quizá :P) al leer la crónica. Para otro año habrá que ir!.

    Sé de buena mano que nuestro amigo CB vivió la subida con intensidad jejej. Los tiempos en esta carrera eran lo de menos, pero inmensa MA. Me voy a tener que replantear las opciones de "venganza" que tendré en Gijón. Es más, ayer ya estaba corriendo de nuevo!.

    Un abrazo a tod@s.

    ResponderEliminar