lunes, 29 de noviembre de 2010

Y nos comimos al dragón...

Pues nada... antes de darnos cuenta llegó el domingo, contra todo pronóstico día soleado aunque mucho frío y a las 8:15 horas partimos hacia Villafranca del Bierzo el Sr. G., el amigo CB y un servidor, 30672.
Llegamos a Villafranca a las 9:30 horas y directos al castillo a por los dorsales y la bolsa del corredor con vales para la comida, camiseta técnica (motivo reproducido en la foto superior) y batido de proteínas. De allí fuimos a estacionar el coche en el polideportivo, cambiarnos de ropa y calentar.

Patio de armas del castillo
A las 10:55 todos para el patio de armas del castillo desde donde se daría la salida neutralizada. Mucha gente conocida, del equipo "Nunca correrás solo", de la Venatoria, etc. Hemos de agradecer al Sr. Halffter y a su familia habernos permitido disfrutar de poder transitar por tan privilegiado entorno, un auténtico lujo que ayer estuvo al alcance de todos nosotros. Preparados, listos.....PUM, ya estamos corriendo, bajamos del castillo y directos a las calles de Villafranca, precioso pueblo, cruzamos un puente sobre el río Burbia, atravesamos un túnel por la antigua nacional VI, cogemos el desvío hacia Corullón y posteriormente nos desviamos en una señal que marca Dragonte 5 km. En ese punto se tomaba el tiempo por segunda vez, ya que había dos mediciones, desde la salida del castillo y desde el comienzo de la subida, el denominado 1/2 kilómetro vertical. Y en ese punto primera rampa potente tras la que empiezan a caer corredores como moscas que paran de correr y continúan caminando. Subida, subida, subida y subida todo el rato, el paisaje es increíble, con unas vistas del Bierzo alucinantes. Los kilómetros están marcados y se hacen eternos; en el suelo mensajes de ánimo tipo vuelta ciclista: "k´mon", "ánimo", "a partir de aquí pesa el culo", etc. Impresiona en esta carrera el silencio, casi nadie habla y solamente se oye respirar. Como para hablar con esas cuestas!!!
Al aproximarse a Dragonte el paisaje se va cerrando, con unos castaños preciosos de los que caen hojan amarillas y rojas, maravillosa estampa. Según vamos subiendo empiezan a aparecer peligrosas placas de hielo; por fin el cartel de Dragonte, esto se acaba, ohhhh! un nuevo aviso en el suelo "CUESTA DEL TERROR" y de repente, una rampa que producía auténtico miedo, durísima y con hielo (casi hacía falta piolet). Tras superarla otra buena subidita y por fin la META, 50 minutos y unos segundos en todo el trayecto y 32 minutos y algo en la  subida, bufff, recuperación, dejar el chip, entrega de medalla conmemorativa a todos los corredores y a esperar a CB que apareció a los dos minutos y al Sr. G que llegó pasada la hora con el gorro lleno de escarcha. Había un caldito al que no nos quedamos ya que empezábamos a quedarnos fríos y no habíamos llevado ropa de recambio, así que emprendimos la bajada, UNA GOZADA!!! charlando con un montón de corredores y dejándonos llevar por la pendiente y disfrutando del paisaje...
Llegamos al polideportivo y a la ducha en la que el agua estaba caliente a tope (se agradece una eternidad) y había amplias instalaciones que daban sobrada cabida a todos los corredores, sorteo, entrega de premios y paella, un diez para la organización de la carrera.


En definitiva, Dragomán es una carrera que todo el mundo debería correr al menos una vez, es diferente, muy bonita, en un entorno fantástico PERO, que nadie se engañe, es una carrera muy dura, porque no da tregua, es subida, subida, subida y subida y si no dosificas lo pagas..... lo mejor es que después de coger al dragón nos lo comimos con patatas...




jueves, 25 de noviembre de 2010

Solamente nos faltan las cadenas...

Leía estos días la entrada "¿Qué me pongo hoy para correr?" del blog Media Maratón León y al hilo de todas las previsiones meteorológicas y sobre todo, pensando en la próxima carrera de este domingo no he podido dejar de pensar: "SOLAMENTE NOS FALTAN LAS CADENAS..." Se nos avecina una buena para la subida a Dragonte; he estado consultando varias páginas y respecto a la nieve hay diferencias entre unas y otras previsiones, pero lo que está muy claro es que va a hacer muchísimo frío, las temperaturas previstas para el horario de la prueba oscilan entre -2º y 3º y si a eso le unimos el video de lo que ocurrió en 2008, la cosa promete.

De todas formas y caiga lo que caiga, estamos con un montón de ganas de participar. El que más nos ha animado a apuntarnos ha sido CB (que ha vaciado la sección de invierno de varias tiendas de León) y conoce a mucha gente que ha hecho la carrera en anteriores ediciones y todo el mundo coincide en que es una experiencia única que no se puede dejar escapar. Nos ha costado bastante convencer al Sr. G, ya que las subidas no son su fuerte, pero hemos de reconocer que no se achica y al final ha dicho: "aunque lo haga andando me apunto". El hijo del Sr. G, AT, no se ha apuntado pero igual viene para dar ánimos. Un servidor, 30672, muy, muy animado ante el reto. No nos planteamos objetivos para esta carrera, simplemente DISFRUTAR, cada uno al ritmo que el cuerpo aguante, gozando del paisaje maravilloso del Bierzo y de las vistas que hay durante gran parte de la carrera. Todo el mundo que la conoce recomienda tranquilidad, ya que hay una imponente subida al principio en la que si se fuerza demasiado se puede pagar durante el resto de la carrera. Tras coronar, caldito y media vuelta con mucho cuidado en la bajada y a la ducha calentita. 

Como preparación esta semana dos días de rodaje corto (10 km) un día suave y otro más fuerte, dos días de gimnasio, un día de estiramientos y otro de descanso total.

En fin, mucho me temo que el dragón del cartel se quede en la cama en vez de venir a calentar el ambiente con su aliento de fuego pero eso será otra historia...

domingo, 21 de noviembre de 2010

Y el cielo se desplomó sobre nuestras cabezas...

Como ya habíamos contando tanto el Sr. G como su hijo AT ya estaban en Asturias, aclimatándose... así que un servidor, 30672 emprendió viaje en solitario para Gijón a las 7:45 horas. Parada técnica en Villamanín y según lo previsto a las 9:15 horas en Gijón. Allí esperaban el Sr. G y familia. Directos a por el dorsal a un pabellón, buena organización, listas expuestas para verificar el número de dorsal, millones de imperdibles (y yo con ellos desde casa) y 10 personas repartiendo dorsales y chips. De allí nos fuimos a comprobar la salida y la llegada que estaban muy cerca una de la otra y a organizar la logística (palabra extraña que normalmente designa a la persona encargada de aguantar dos horas por las sudaderas). El tiempo nublado, alguna gota despistada y buena temperatura, 12 grados. Pudimos dejar sin problemas los coches en el parking del Molinón y allí mismo nos cambiamos y empezamos a calentar. Hora aproximada 10:30; nos dispusimos a hacernos la foto de equipo de rigor y de repente como si se tratara de la peor pesadilla del grupo de galos irreductibles de la foto de arriba el cielo se desplomó sobre nuestras cabezas. Que forma de llover!!!! Tuvimos que refugiarnos dentro del coche y pensar en lo peor para la carrera. Diez minutos duró el chaparrón y fue una suerte porque ya no podíamos esperar más ya que eran las 10:40 y nos quedaban 20 minutos. Así que nos pusimos un chubasquero, cogimos un paraguas y como Gene Kelly en "Cantando bajo la lluvia" nos pusimos a calentar alrededor del Molinón. 


La cosa fue a menos y a falta de 5 minutos para la salida paró de llover; dejamos los paraguas y los chubasqueros a la jefa de logística LR, la mujer del Sr. G y a la salida, el estadio del Molinón, 1.200 personas y pistoletazo al aire, PUM!! Salida muy rápida, suelo resbaladizo y caída de un corredor, sin consecuencias afortunadamente, enfilamos el paseo marítimo y adelante. En la misma salida perdí al Sr. G y a su hijo AT. Primer kilómetro en 4,22, segundo en 4,28 y a empezar a disfrutar. Recorrimos todo el paseo marítimo con unas buenas olas y un olor a mar que te llenaba los pulmones. Pasamos la Plaza Mayor de Gijón y fuimos hacia el puerto deportivo y la playa de Poniente, Av. Gaspar García Laviana con una subida muy maja en la que comenzó una lluvia fina, seguimos por la zona del LLano (km. 6) y allí más lluvia, fuerte y de cara, suficiente para empaparnos la ropa completamente; la gran ventaja es que no hacía frío y la sensación era menos mala. Recorrimos toda la Av. del Llano y al llegar al cementerio quisimos quedarnos allí. Ja, ja, ja, era broma; al llegar al cementerio a la izquierda y buena bajada hacia el centro nuevamente, allí enfilamos una gran avenida que termina en la plaza de toros de Gijón, allí estaba el km. 10 y al pasar por él miré el reloj, 45:30. Bien!! mejor que los diez km. de León. Subidón de moral y a por los dos últimos kilómetros que pasaron en un santiamén, sobre todo porque se puso a mi lado un hombre muy majo que me dijo: "Chaval, no voy mal pai tener 63 años" y me pegó un hachazo que me dejó en el sitio. Último kilómetro entrando en el complejo deportivo de Las Mestas, pasada por un lateral del antiguo hipódromo y nuevamente a acordarse de Asterix y Obelix, agua a mares, pero ya daba igual ya estábamos al final, entrando a la pista de atletismo a la que había que dar una vuelta (¿por qué en la tele van tan rápido? ¿es más corta la pista?) y por fin, la meta. Fin de carrera, objetivo cumplido,  a devolver el chip y a recoger la camiseta conmemorativa. 


Detalle Camiseta
Nuevamente fantástica organización con diez personas entregando camisetas y preguntando por la talla, que estoy harto de que siempre me den la XXL y parecer luego un galgo con una gabardina. Tras la camiseta, agua, bebida isotónica, folleto informativo acerca de alimentación e hidratación y bolsa de fruta con manzana, pera y mandarina. A los pocos minutos y dentro de nuestro objetivo de hacer menos de una hora aparecieron el Sr. G y su hijo AT, contentos, disfrutando y calados hasta los huesos.

Salimos de la pista y allí nos esperaba pacientemente la mujer del Sr. G, LR con los paraguas y ropa seca, corriendo para el coche a cambiarnos; el Sr. G y familia a pasar el día por Gijón y un servidor 30672, de vuelta a León para estar con la familia que es otra de las grandes maravillas que tiene un domingo.

Y un detalle importante, toda la carrera bien organizada, continuamente vigilada por agentes de la Policía Municipal de Gijón, Protección Civil y Cruz Roja, con tres avituallamientos líquidos en 12 km. y con los regalos que os he contado y como cortesía de la casa con dos duchas integrales con agua del cielo por el módico precio de CUATRO EUROS...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Preparando el domingo...

Uff....por fin terminó la semana y ya tenemos ahí la carrera de Gijón, tocan preparativos. AT, el hijo del Sr. G, se fue el jueves ya para Gijón, como él dice "para ir aclimatando el cuerpo", nos ha contado que hoy por la mañana ha ido a correr por el paseo marítimo y que fenomenal, nublado y "sin soltar vaho al respirar", mucho me temo que no tengamos tanta suerte ya que ahora mismo en León está jarreando y en Asturias me imagino que parecido.
CB no ira a la carrera ya que este fin de semana está fuera de León, ha sentido no poder ir pero compromisos son compromisos y si son con amigos pues ya se sabe, no se puede estar en todos los sitios a la vez.
El Sr. G y un servidor, 30672 hemos corrido un par de días esta semana, 10 kilómetros cada día a ritmo tranquilo, otro par de días de gimnasio haciendo circuito de pesas y abdominales y mañana como mucho un paseito.
El Sr. G se ha ido después de correr hoy a Gijón para estar con su hijo AT y pasar mañana el día tranquilamente por tierrras asturianas.
Por mi parte iré el mismo domingo por la mañana, hemos quedado a las 9:30 horas para recoger el dorsal, la bolsa del corredor, cambiarnos y calentar convenientemente.
La carrera comienza a las 11:00 hora con la totalidad de las plazas disponibles - sobre 1.200 - cubiertas, así que habrá ambientazo por las calles de Gijón... que os contaremos el domingo... ahora toca preparar mochila, zapatillas, ropa, un buen chubasquero y lo más importante, CUATRO IMPERDIBLES como los de la foto para el dorsal.
Buen fin de semana a tod@s.



martes, 16 de noviembre de 2010

Este fin de semana corremos en Asturias

Pues nada, este fin de semana toca Asturias, nada más y nada menos que la 32 edición de la Carrera Villa de Gijón. Un evento con historia que promete ser muy divertido. Hay diversas modalidades, en concreto, tres circuitos para niños y uno para adultos. En este último participaremos el Señor G, su hijo AT y un servidor 30672.
La modalidad de adultos, que es la nuestra, consiste en correr 12 km. por las calles de Gijón terminando en una pista de atletismo en el Complejo Deportivo Las Mestas.
El tiempo previsto es lluvioso si bien la temperatura será agradable, en torno a 14 grados.
Correremos disfrutando, como siempre, con la idea de hacer menos de una hora y que nos sirva de preparación para el siguiente fin de semana en el que nos atreveremos con el Dragomán 2010.
La prueba la organiza el Club Deportivo Esbardu, si bien, toda la información está disponible en Championchipnorte.

domingo, 14 de noviembre de 2010

De como un día feo acaba en un día precioso

Como todos los domingos habíamos quedado a las 9 de la mañana para hacer nuestra ruta por la Candamia.  Faltaban dos minutos y apareció el Señor G, puntual como siempre, 30672 ya estaba esperando.... Buenos días, buenos días y primeros estiramientos.....
- El día está feo...
- Y tiene pinta de ponerse peor...
- Va a llover y hace aire...
- ¿No está empezando ya?...
- Mejor nos guardamos allí debajo mientras estiramos...

Seguimos estirando a cubierto y por fin apareció CB, detuvo el coche a nuestro lado y nos dijo: "No he traído chubasquero, creo que me voy para casa".  La lluvia se intensificó, pero era lluvia de abucheos por parte del Señor G y 30672, pero CB sin hacer caso de los truenos se fue para casa y nos dejó plantados.

Así que sin más, el Señor G y 30672 se largaron.....

Viento incómodo, lluvia fina y teniendo miedo del barro, nos fuimos por Puente Castro hacia arriba, subida del Portillo, cruzando la carretera por el puente azul y empezando a disfrutar de la mañana, seguimos adelante, por la carretera de las Lomas hasta llegar al pueblo. Para entonces ya no llovía y el aire se había calmado, ni un alma en el pueblo, solamente dos motoristas llenos de barro pasando tranquilamente para no despertar al vecindario.

Pasamos el pueblo y el Señor G sugiere entrar a la Candamia, allá vamos, entrada por un camino que nos lleva a la Virgen, suelo mojado y lleno de agujas de los pinos, poco barro. Al respirar sentimos el otoño de pleno. P30672 tenía ganar de cuestas así que nos vamos por el camino de "las piedras" acelerando en la subida, nos cruzamos con dos mujeres y un hombre, corriendo y charlando a todo trapo, buenos días, buenos días y seguimos. Antes de coronar la subida nos encontramos un gorro de color azul y rojo con la inscripción "desde Santurce a Bilbao" (ja, ja, ja, ja, la anécdota del día).

Empezamos a bajar con una vista de León divina, colores amarillos y rojos, y el sol que empieza a salir, bajando entre pinos oigo a lo lejos al Señor G que me grita: "Mira a derecha y a izquierda y disfruta". Auténticamente maravilloso.

Estamos llegando al puente de madera, cruzamos y enfilamos el fin de la etapa, saludamos a varios corredores y llegamos a Carrefour, pasadita por el césped para limpiar las zapatillas y para casa; una hora y veintitrés minutos que empezaron lluviosos y acabaron preciosos...